domingo, 21 de abril de 2013

Cuento



Un antiguo libro que me regalo Ana y me aseguró que tiene un escaso valor como antigúedad, terminó convirtiéndose en un cuento sin texto.
La idéa es la de abrir el libro y sin la ayuda del texto, imaginar que es lo que está sucediendo. Lo bueno es que cada  vez que lo abres la imagen te puede sugerir cosas diferentes.
El personaje ¿es Madama butterfly? ¿Es una geisa esperando que le devuelvan el color que ha perdido por un encantamiento? ¿Es la encargada de contar cuentos a los corazones dormidos? etc.
Me recuerda un poco otra obra mía que esta basada en los sueños y que realicé dentro de pequeñas cajas.

Pétalos


Pétalos que son llevados placidamente por la corriente, se agrupan, se separan un poco, la vida fluye con ellos, a su alrededor..
Este cuadro empezó siendo un abstracto, pero poco a poco me fue pidiendo más figuración y, creo, se ha quedado entre ambos mundos.
En todo caso la idéa era dar una sensación de tranquilidad, que creo que si la transmite.
Podeis ver también un poco el detalle.